La Ruta de Mary Poppins en Londres

La Ruta de Mary Poppins en Londres Dejar un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 voto, promedio: 4,75 sobre 5)
Loading ... Loading ...
mary poppins londres
Un recorrido por los escenarios londinenses de la encantadora película

Una fábula inolvidable

¿Quién no recuerda el esfuerzo que tuvo que hacer para aprender la palabra (casi impronunciable) Supercalifragilísticoespialidoso? Lo que quizá resulte más difícil es bucear en la memoria para encontrar los escenarios en los que Mary Poppins cambió la vida de la familia Banks.

Pese a que la novela que dio pie a la famosa película de Disney está ambientada en el Londres de 1910, sólo hay que fijarse un poco para recorrer los pasos de la niñera más famosa del mundo por la capital del Támesis. Desde que se sobrevuela la ciudad camino del aeropuerto hasta las calles plagadas de casas victorianas, basta con añadir la banda sonora para volver por un momento a la infancia.

La ruta

Un punto de partida incomparable puede ser Hyde Park (metro: Hyde Park Corner), para rememorar la caza del zorro a lomos de caballos de tiovivo. Este animal ya no se ve por el centro de Londres, aunque en las zonas que lo rodean es relativamente frecuente ver algún ejemplar por la noche.

Sin embargo, las ardillas y varias especies de aves acompañan a los paseantes durante todo el recorrido. Este parque sólo se encuentra separado por un puente de Kensington Gardens y juntos conforman el auténtico pulmón de Londres cuyo interior es un remanso de paz en medio del bullicio del centro de la ciudad. En este último se esconde la estatua de Peter Pan que J.M. Barrie, su autor, instaló como recuerdo de su personaje, además del monumento a la princesa Diana de Gales.

A pesar de que hay planos repartidos por todo el parque, merece la pena perderse durante unas horas por sus caminos y recrearse con el aire puro y con la tranquilidad del Londres más verde. Si el tiempo acompaña, la mejor opción es comprar comida para llevar y disfrutarla al sol, al más puro estilo picnic.

Hacia St Pauls

Para seguir el recorrido, se puede coger la línea roja (Central line) en Lancaster Gate para bajar en St. Paul’s. Allí, es imposible no recordar la escena de la vendedora de pan para las palomas y su enternecedora canción en la escalinata de la catedral de San Pablo. Hasta llegar a ser el escenario de la boda de Carlos y Diana, la catedral sufrió épocas de abandono y fue pasto de las llamas en el gran incendio de 1666, aunque sobrevivió a los bombardeos de la II Guerra Mundial.

El edificio actual, de estilo barroco, continúa recibiendo aportaciones artísticas, de modo que durante la visita se tiene la sensación de estar dentro de un enorme crisol cultural. Lo que posiblemente más llame la atención desde el exterior es la cúpula, de factura similar a la de San Pedro del Vaticano, aunque de tamaño inferior.

Tras ascender por la escalinata, se pueden observar los frescos que la decoran por dentro, para luego asomarse al exterior y disfrutar de una panorámica única de la ciudad. A la mitad de la subida se encuentra la Galería de los susurros, en la que, como su nombre indica, se puede escuchar un susurro a 32 metros de distancia, gracias a su peculiar acústica.

Por último, se puede visitar la cripta, donde se encuentran enterradas grandes personalidades de la historia inglesa, como el Almirante Nelson, el Duque de Wellington, Lawrence de Arabia o Alexander Fleming.

El Bank of England

La última parada del recorrido es el Banco de Inglaterra, en la calle Threadneddle, muy cerca de la catedral. Allí, en el corazón de la City, fue donde los niños Banks provocaron sin querer una retirada masiva de capitales del banco.

Aunque el edificio en sí no sea espectacular, merece la pena callejear por la zona y descubrir el Londres más moderno, el centro financiero del Reino Unido, donde el trasiego de trajes, corbatas, tacones y maletines es continuo; eso sí, siempre que sea día laborable: en caso contrario estará casi desierto.

SI este recorrido ha conseguido una sonrisa llena de recuerdos, hay buenas noticias: Londres sigue guardando rincones de cuento y de película, llenos de encanto y con ganas de ser descubiertos; sólo hace falta utilizar la imaginación.

Enlaces relacionados

Planes con encanto en Londres
La Ruta de Harry Potter en Londres
La Ruta de Jack el destripador en Londres
El Londres de Sherlock Holmes
Qué hacer en Londres con lluvia

Comparte este reportaje

Mapa de localización

Comentarios

Cuentanos tu experiencia:

(requerido)

(no se publicará) (requerido)


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>