El Londres de Sherlock Holmes

El Londres de Sherlock Holmes Dejar un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 voto, promedio: 4,50 sobre 5)
Loading ... Loading ...
Ruta Sherlock Holmes Londres
Sigue los pasos del detective más famoso de la historia

Sherlock Holmes es un personaje de ficción creado por Sir Arthur Thomas Conan Doyle en 1887. Los relatos cortos de Doyle estaban ambientados en tiempos victorianos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Londres fue el lugar en el que se desarrollo su tarea detectivesca con gran suspicacia, astuta observación de pruebas y razonamiento abductivo. Considerado un revolucionario en el campo detectivesco se convirtió en una referencia en el Londres de la época.

El autor

Conan Doyle, cuyo lugar de nacimiento fue Escocia y físico de profesión escribió cuatro novelas y cincuenta y seis historietas cortas con Sherlock como protagonista. Todas ellas fueron narradas por su amigo y biógrafo Dr. John H. Watson, excepto cuatro, cuyo narrador fue el mismo protagonista o fueron explicadas en tercera persona.

Las primeras historietas narraban los avatares de Holmes como detective privado, aunque posteriormente, a causa de sus dificultades financieras tomo a Watson como compañero de piso para que le ayudara con el alquiler y así empezó su eterna recíproca compañía.

Su rastro en Londres

En la ficción Holmes vivió desde 1881 en el 221B de Baker Street, lugar que compartió con Watson y donde hoy podemos visitar el Sherlock Holmes Museum, primer museo del mundo dedicado aun personaje de ficción. Este lugar tiene perfectamente recreados los ambientes de la casa: el salón, el laboratorio, los dormitorios y además, cuenta con la recreación en cera de algunos de los personajes más representativos de la serie.

Es un lugar que merece la pena visitar si se conoce medianamente a este personaje de ficción. Además, no sólo el atractivo del lugar yace en la observación de todo lo que rodeo al Sr. Holmes, sino que además tienes la oportunidad de conocer a Watson en persona quien, con sus impecables modales de gentleman, te invita a sentarte con él para tomarte una foto con lupa y boina holmesiana.

El peculiar carácter de Sherlock

El mismo se describía como bohemio. Conocido por ser altamente desorganizado, aunque en su caos había (según él) un cierto orden, podía pasarse días enteros sin comer, especialmente en los días en los que le ocupaban casos intensos. Fumaba puros, cigarrillos y pipas y tomaba drogas como la cocaína y la morfina, aceptadas en la época si se consumían moderadamente.

Se caracterizaba por hacer cualquier cosa para llegar al fondo de una cuestión: desde mentir a la policía y  robar, hasta entrar en las casas a hurtadillas. Holmes estaba orgulloso de ser británico y tenía un ego que en muchas ocasiones podía interpretarse como arrogancia. Muchos encontraban su arrogancia justificada por el hecho de ser, sin ningún tipo de duda, el mejor detective de sus tiempos. Sabiéndose públicamente sus talentos como detective trabajo para los más poderosos monarcas y gobiernos de Europa.

Su modo de llegar al fondo de sus investigaciones hizo que en muchas ocasiones pidiera la colaboración de los Baker Street Regulars, chicos de la calle que solían hacer pequeños trabajos investigativos para él. En compensación Sherlock les pagaba y su relación profesional continuaba para el siguiente caso.

El archienemigo de Holmes fue el profesor Moriarty y su único amor platónico fue la bella Irene Adler. De todos modos el nunca mostró gran interés por las mujeres. De hecho las encontraba extremadamente complicadas y consideraba que su humor siempre colgaba de un hilo.

Holmes podía llegar a ser bastante frío  aunque cuando se acercaba a la conclusión final de un caso podía dar paso a un carácter mucho más apasionado. Le encantaba escenografiar sus trampas para atrapar a los malhechores y de ese modo impresionar a Watson y a los inspectores del Scotland Yard. Gustaba también de callarse todas sus conclusiones hasta el fin de su investigación. Una vez encontraba al villano, mientras le encadenaba le daba explicación de cómo había llegado a atraparle, mencionándole cuales habían sido sus errores.

Sherlock tenía poco miedo ya que había presenciado en muchas ocasiones escenas brutales de crímenes  Además solía recibir amenazas por parte de los criminales a los que el perseguía. Es más, fueron los riesgos de su profesión los que le atrajeron a seguir con su profesión. Lo único que verdaderamente le molestaba a Holmes era la falta de trabajo, el hecho de que no hubiera un caso a la vista.

Conan Doyle escribió las mejores de sus historietas en una década y en su interés por querer dedicarse con más profundidad a novelas históricas mató a Sherlock en “The final Problem”, que apareció impreso en 1893. Después de ocho años de presiones y quejas de sus lectores por haber matado a su ídolo, el escritor decidió escribir El perro de los Baskerville (1901) libro que tomaba lugar antes de la muerte de Sherlock. El público, aun no contento con esta publicación siguió quejándose hasta que Conan Doyle le resucitó dos años más tarde. A partir de ahí las historietas de este personaje fueron publicándose por veinticinco años más, dejando de ese modo un gran legado a sus espaldas.

Información para la visita al museo

Si hoy en día quieres empaparte de este personaje bájate en la parada de metro de Baker Street (líneas de metro: metropolitan, hammersmith and city, circle y bakerloo) y camina hasta el 221B de Baker Street donde te espera abierto todos los días de 9.30 a 6 de la tarde este museo, aunque los días 24, 25 y 26 de diciembre está cerrado.

Web: www.sherlock-holmes.co.uk/

Visitar organizadas

Existen varias visitas y tours en Londres relacionados con este mítico personaje.

Te recomendamos echarles un vistazo y reservar alguna de ellas:

Comparte este reportaje

Mapa de localización

Comentarios

Cuentanos tu experiencia:

(requerido)

(no se publicará) (requerido)


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>